Título:    Una explosión sorda y grave, no muy lejos  Artista: 

Técnica: Instalación, Fotografía, Video

Fecha:   Enero- Marzo 2017

Sala:     Bóveda I y II

 

 

ELEVATOR

Tomás Rodríguez

 

“No es el cerebro el que aprieta el obturador, es la sangre”

 Sergio Larraín E.

 

Elevator es una serie de retratos espontáneos tomados dentro del ascensor del

legendario Whitney Museum, en Nueva York durante el 2014.

Este espacio reducido y público, donde los visitantes del museo viajan anónimos de un

piso a otro, es también un lugar de espera, donde el ensueño y la autoconciencia de la

persona está en juego.

Sin permiso, me infiltré como un espía en este lugar durante el transcurso de varios

meses, familiarizándome con el espacio, sus medidas, los tiempos de viaje y la luz que

irrumpía la oscuridad del ascensor al abrir sus puertas.

Con el ascensor en movimiento seleccionaba a mi sujeto y observaba de cerca sus

posturas y expresiones. Me interesé por aquellos que estaban solos, esperando,

viajando no solo físicamente, sino que psicológicamente a través de sus

pensamientos. Poco a poco me acercaba a ellos con mi cámara oculta y de forma casi

invisible disparaba desde mi pecho para atraparlos inadvertidos y no interrumpir el

misterio.

Trasladándose de un piso a otro, estos ensimismados "espectadores de arte" se

 

transformaban, convirtiéndose inadvertidamente en el propio espectáculo.